Para aprender bien un idioma en el menor tiempo posible la mejor opción es vivir en el propio país; tomando parte activa en la vida cotidiana del país conoces la cultura y la forma en que se desarrolla, oyendo hablar a sus habitantes, leyendo sus periódicos, viendo la televisión, etc. y sin lugar a dudas, hablando y escuchando todo el día la lengua española.
La cuna de la lengua española es sin lugar a dudas España y Salamanca es famosa por ser la ciudad donde se habla el mejor español.